GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO

Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA



SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

México es el país más peligroso para ser sacerdote, revelan

Imagen referencial. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

REDACCIÓN CENTRAL, 27 Sep. 16 / 08:04 am (ACI).- Con 15 homicidios de presbíteros en los últimos cuatro años, México es el país más peligroso para ejercer el ministerio sacerdotal en todo el mundo, señaló recientemente el P. Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis Primada de México.
En un informe publicado el 21 de septiembre, la unidad de investigación del Centro Católico Multimedial (CCM) contabilizó 14 asesinatos de sacerdotes entre 2012 y 2016. Ahora se suma la muerte del P. José Alfredo López Guillén, cuyo cuerpo fue encontrado la noche del 24 de septiembre, cinco días después de haber sido secuestrado.

En declaraciones a ACI Prensa, el P. Hugo Valdemar señaló que “ha quedado claro que México es el país donde más en riesgo se encuentran los ministros de la Iglesia Católica”.

“Incluso sorprende, porque todavía más riesgo hay en México que, por ejemplo, en Siria o en esos países donde son perseguidos los cristianos por el Estado Islámico”.

Solo en la última semana tres sacerdotes fueron asesinados, en los estados de Veracruz y Michoacán. Los sacerdotes Alejo Nabor Jiménez Juárez y José Alfredo Juárez de la Cruz fueron secuestrados y luego asesinados en la localidad de Poza Rica, estado de Veracruz.

En Michoacán, el párroco de Janamuato, P. José Alfredo López Guillén, fue secuestrado el 19 de septiembre. Su cuerpo fue encontrado el 24 de septiembre en un paraje de la carretera Puruándiro-Zináparo.


En ambos casos, las autoridades buscaron negar que se trate homicidios vinculados al crimen organizado.
Sobre el asesinato de los padres Jiménez Juárez y Juárez de la Cruz, el fiscal general de Veracruz, Luis Ángel Bravo Contreras, aseguró que los sacerdotes bebieron licor “con sus captores y ejecutores”, quienes “tras una discusión, se llevaron cinco mil pesos y dos automóviles”.

En el caso del P. José Alfredo López Guillén, el sitio web Quadratín, citando a “fuentes cercanas a la investigación” de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Michoacán, aseguró que el sacerdote fue visto en un hotel junto a un menor de edad.

Sin embargo, de acuerdo al diario mexicano Reforma, la PGJE desechó el video. En redes sociales, una mujer identificada como Liliana Arriaga aseguró que hombre en el video es su ex esposo, de la mano de su hijo. Quadratín ha eliminado de su sitio web la noticia que acusaba al fallecido sacerdote.
El P. Valdemar dijo a ACI Prensa que en estos tres últimos crímenes “los estados donde han ocurrido, de una manera sumamente irresponsable, han querido negar que sea producto de la delincuencia organizada, y entonces han inventado historias, han calumniado a los sacerdotes, criminalizando a las víctimas”.

“A unos los ponen como borrachos y al otro como pedófilo, siendo que los resultados de las investigaciones van dando a entender que no es así”, dijo. El vocero de la Arquidiócesis de México señaló que esto “es muy grave porque hay la intención de desacreditarlos y de manchar la imagen de la Iglesia”.

Para el sacerdote mexicano, los gobiernos estatales “no quieren aceptar que la situación del crimen organizado se ha vuelto incontrolable en estas entidades”.
“Hemos visto una gran irresponsabilidad de las autoridades, saliendo a dar declaraciones apresuradas, que han resultado totalmente contraproducentes y que han dañado enormemente la imagen de la Iglesia y el prestigio de estos sacerdotes”, criticó.


“A la muerte física se le ha aumentado la muerte moral, la muerte de su imagen”, dijo, y dijo que el actuar de las autoridades contra los sacerdotes asesinados “nos parece verdaderamente un acto de maldad, un acto de vileza”.

El P. Valdemar indicó que el secuestro y asesinato de los tres sacerdotes “muestra la gravedad de cómo está la situación” en México.

“Si no hay respeto a un sacerdote, que generalmente en México son muy respetados, pues imaginemos el resto de la población. Si asesinan, extorsionan, le roban a un sacerdote, imaginemos cómo está la demás población, que todavía está más vulnerable, más desprotegida que nosotros, los sacerdotes”, señaló.

En 2015, cinco de las 50 ciudades más violentas del mundo se encontraban en México, de acuerdo al listado anual que realiza el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal A.C.


La organización mexicana Hazte Sentir, a través de la plataforma internacional CitizenGO, lanzó una campaña de recolección de firmas para exigir al secretario de Gobernación de México, Miguel Angel Osorio Chong, que su despacho evite "estos rumores infundados y difamatorios que parecen sólo buscar minimizar el coste político del asesinato de un sacerdote". Para firmar la petición, puede ingresar a este enlace.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified